Blog de Outlet de la Carpintería

Forrar un armario empotrado

Forrar un armario empotrado

Forrar un armario empotrado

Ahora que llega el tiempo de lluvias apetece más quedarse en casi, y para aprovechar nuestra estancia en ella podemos animarnos a hacer alguna que otra reformilla. Por eso hoy os recomendamos una muy sencilla pero a la vez muy útil, que es forrar por dentro un armario empotrado.

Materiales: Tableros melaminados, clavos, adhesivos de montaje, silicona y cuñas de madera.

Herramientas: Metro, atornillador, sierra circular, maza de goma y pistola de silicona.

A la hora de forrar un armario empotrado que esté sin revestir puedes optar por diferentes opciones, nosotros hoy en nuestro blog vamos a explicaros a revestirlo con tableros melaminados. Para forrar el suelo podemos usar los mismos tableros o bien podemos usar otros que combinarán perfectamente con este material, como por ejemplo suelo de vinilo, de goma, de moqueta…

1 Tomar medidas y despiece

Lo primero que debemos hacer antes de ponernos manos a la obra es calcular el tamaño de todos los tableros de madera que necesitaremos para forrar el interior del armario. Para ello deberemos medir las superficies del techo, costados, parte trasera y suelo. Cuando hayamos tomado todas las medidas, podremos empezar a hacer el despiece de los tableros. A la hora de cortar las puedas deberemos tener en cuenta el grosor de los demás tableros, por ejemplo en el tablero del techo tendremos que restarle el grosor del tablero que irá en la parte trasera, corrigiendo así los cálculos tomados anteriormente.

2 Montaje de los tableros

Para incrustar los tableros al interior del armario usaremos adhesivo de montaje, el cual lo aplicaremos en las caras traseras de las piezas de madera justo antes de colocarlas.

El orden correcto de instalación de las piezas sería el siguiente: techo, parte trasera, costados y suelo.

Entonces, comenzaremos por poner adhesivo en la pieza que colocaremos en la parte del techo, la cual pondremos inmediatamente en su sitio nada más colocarle el adhesivo. También podemos poner tornillos a los tableros como refuerzo adicional que añadirá firmeza al adhesivo. A continuación, pondremos el tablero de la parte trasera apoyado en el suelo, le aplicaremos adhesivo en la cara que no se verá, lo levantaremos, lo pondremos en su posición y le golpearemos suavemente con una maza de goma para que así se extienda el todo el pegamento que le hemos puesto.

Ahora encajaremos unas cuñas en la zona inferior de la parte trasera para así corregir la holgura. Cabe mencionar que esta pequeña junta quedará totalmente oculta al instalar la pieza del suelo. A continuación instalaremos los tableros de los costados de la misma forma que instalamos la parte trasera.

Para finalizar, pondremos adhesivo en el tablero de madera que irá colocado en el suelo, pero eso sí, antes de fijarlo retiraremos las cuñas que colocamos en la parte trasera y en los laterales.

3 Últimos remates

Esta parte es completamente opcional, pero si quieres conseguir un acabado ideal al forrar el interior de tu armario empotrado, puedes perfilar todas las juntas de los tableros con silicona del mismo color que la madera de estos. Cuando hayas aplicado la silicona, te recomendamos repasar las juntas con el dedo humedecido en agua, para así retirar la silicona sobrante, consiguiendo un acabado aun más correcto.

Compártelo:





Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Política de cookies