Blog de Outlet de la Carpintería

Mantenimiento de Ventanas de Madera

Mantenimiento de Ventanas de Madera

Mantenimiento de Ventanas de Madera

Cómo hacer el mantenimiento de una ventana de madera es una pregunta frecuente. La madera es un material que requiere de cuidados constantes o se irá degradando con el tiempo. Hoy en día lo común es instalar ventanas de PVC o aluminio; sin embargo, las de madera aún conservan un encanto romántico y aportan gran elegancia a una vivienda. Ya sea porque estés planeando una reforma o siempre hayas querido unas ventanas así, en esta entrada te cuento algunos consejos para mantenerlas.

El barniz, clave en el mantenimiento de ventanas de madera

No solo da brillo y lustre, un barniz ofrece una pátina que refuerza la resistencia de la madera. Las ventanas están expuestas a los elementos, motivo por el cual hay que cuidarlas con mimo, mucho más cuando estas son de madera. Además, facilita en gran medida la limpieza de toda la superficie. Sin embargo, el punto más importante es que el tratamiento durará años, por lo que solo tendrás que prestarle atención cada dos o tres.

Truco casero para limpiar ventanas

Limpiar las ventanas de madera es también muy importante. No basta con mantener el cristal como los chorros del oro, las hojas y el marco también merecen atención. Con el paso del tiempo el polvo se va acumulando y las huellas de los dedos dejan también su impronta. Una de las maneras más usuales de limpiarlas es una con una bayeta suave o una que esté ligeramente húmeda.

Sin embargo, en algunas ocasiones la mancha puede persistir y necesitar un tratamiento más eficaz. En situaciones así te recomiendo utilizar una mezcla de agua y vinagre. Con una cuchara de este último por cada litro de líquido elemento tendrás un potente limpiador. Aplícalo con una bayeta suave, al igual que antes, para dejar la superficie de la madera limpia de cualquier mancha.

¿Qué no utilizar para el mantenimiento de ventanas?

Bajo ningún concepto debes aplicar productos que resulten abrasivos o bayetas demasiado duras, ya que desconcharán la pintura, eliminarán el barniz o producirán indeseables arañazos. Por ejemplo, utilizar un estropajo para la limpieza de una ventana sería una mala idea y ni siquiera se debe utilizar como último recurso ante una mancha difícil como pueda ser la tinta. Con algo tan abrasivo causarás más daño que beneficio.

Al final, los mejores productos para cuidar las ventanas de madera son aquellos pensados para este material. No resultarán agresivos ni pondrás en peligro la integridad de la estructura, por lo que podrás estar tranquilo de no haberte equivocado en la elección.

Tareas de mantenimiento avanzadas

No pienses que la limpieza empieza y acaba con el marco y las hojas, aún queda mucho más. Las persianas, manillas y las bisagras, entre otros, también merecen atención. Son partes intrínsecas de todo el conjunto que, de fallar, afectarán al resto. Por ejemplo, de no limpiar el exterior de las persianas y mantener el cajetín en buen estado puede que estas se rompan a la larga. Además, unas persianas sucias no resultan muy estéticas. Puede resultar tedioso, pero es muy necesario limpiarlas.

Sin embargo, el elemento que mayor atención merece son las bisagras. Hay que engrasarlas de tanto en tanto para que la ventana abra y cierre sin problemas. Además, deberás limpiarlas de polvo y cualquier suciedad para que no se bloqueen. No obstante, su mantenimiento se puede hacer una vez al año o más.

Consejos finales para limpiar ventanas de madera

Con esta entrada la pregunta de cómo hacer el mantenimiento de una ventana de madera queda resuelta. Es muy necesario tener en cuenta las características de las ventanas de madera, ya que este material requiere de cuidados específicos. Así que, recuerda tratarlas con mimo y no utilizar materiales abrasivos a la hora de realizar el mantenimiento de las ventanas.

Compártelo: