Blog de Outlet de la Carpintería

DIY: Papel adhesivo para puertas

DIY: Papel adhesivo para puertas

DIY: Papel adhesivo para puertas

Con el paso del tiempo, es normal que te aburras de la decoración de tu hogar. Cada cierto tiempo es interesante darle un cambio a nuestro entorno: esto hace que se renueven las energías de la estancia y que nos sintamos más motivados. En este sentido, el papel adhesivo para puertas puede ser tu gran aliado para darle a tu casa el cambio que tanto necesita. Si quieres averiguar cómo, sigue leyendo.

Características del papel adhesivo para puertas

En general, los adhesivos de pared suelen ser una forma rápida y económica de renovar cualquier espacio y, en concreto, las puertas. Es por esto que, si estás aburrido de la apariencia de tus puertas, en vez de cambiarlas por unas nuevas, con el consiguiente gran desembolso de dinero que esto conlleva, una muy buena opción son los adhesivos. Además, otra de sus ventajas es que podemos hacerlo nosotros mismos sin la ayuda de nadie de forma rápida y sencilla.

En el mercado encontrarás distintos tipos:

Vinilos de superficie normal. Se tratan de los más baratos y, por tanto, menos resistentes. Quizás no sean los más indicados para elementos tan sufridos como las puertas.

Vinilos de superficie lavable . Con estos podemos lavar la pegatina con un paño húmedo, por lo que son los más recomendables para decorar puertas.

Vinilo esmerilado. Este vinilo deja pasar la luz protegiendo la intimidad del espacio. Se suelen utilizar en exteriores y por ello su resistencia a las inclemencias del tiempo es más alta.

Vinilo de corte. Este tipo es como una película autoadhesiva, que sirve para la rotulación de superficies planas y onduladas, y se puede colocar tanto en interiores como en exteriores.

Vinilo impreso. Se trata también de un vinilo autoadhesivo, muy similar al que nombramos en el apartado anterior. Se caracteriza por poseer una base blanca y por aplicarse mediante la impresión en la superficie.

Ideas DIY para puertas

Las puertas de interior se tratan de uno de los elementos fundamentales en una estancia, pero esto no tiene que significar que su utilidad sea únicamente funcional. Las puertas constituyen también un elemento decorativo al que podemos sacar mucho partido con un simple DIY de papel adhesivo .

Una de las ideas más interesantes es forrar por completo la puerta con un color llamativo. De esta manera, la puerta se convertirá en la protagonista de la estancia en cuestión. Además no hay que tener miedo a experimentar, pues si finalmente no nos convence siempre podremos retirar el adhesivo de manera sencilla. Apuesta por los tonos neón para un toque moderno y muy original.

Si por el contrario prefieres un cambio más sutil, basta con realizar una composición geométrica con el papel adhesivo en las puertas. La combinación de blanco y negro y los motivos geométricos quedarán de lo más elegantes.

Compártelo: