Blog de Outlet de la Carpintería

5 Consejos para poner puertas correderas sin tener que hacer obra

5 Consejos para poner puertas correderas sin tener que hacer obra

5 Consejos para poner puertas correderas sin tener que hacer obra

Una de las tendencias que está más de moda a la hora de instalar puertas nuevas en el hogar, sobre todo si se busca aprovechar espacios reducidos, es la de instalar puertas correderas. De esta forma, lograremos aprovechar mejor el espacio del que disponemos. Y no solo eso: además, una puerta corredera puede ser un elemento decorativo diferencial. Por este motivo, queremos darte una serie de consejos para poner puertas correderas, para que tengas un poco más claro cuáles son las puertas de interior que vas a escoger.

Consejos para instalar puertas correderas

Uno de los primeros aspectos que debemos tener claro es qué tipo de puerta corredera vamos a instalar. Las puertas correderas sin obra tienen una alta demanda ya que podemos disponer de ellas sin realizar ningún tipo de obra en nuestra vivienda. De esta forma, nos ahorramos dinero, tiempo, y todas las molestias que ocasionaría realizar una obra de mayor tamaño en casa.

Una vez que tengas claro qué tipo de puerta corredera es el que más te conviene, deberías tener en cuenta una serie de consejos o ideas para poner puertas correderas sin obra.

Aprovecha las esquinas

Generalmente, cuando tenemos en casa algún habitáculo que está haciendo esquina, el espacio del que disponemos es limitado. Si instalamos puertas de interior correderas, podremos aprovecharlo mucho mejor, ya que las puertas tradicionales ocuparán más superficie mientras las abrimos o cerramos.

El estilo rústico nunca pasa de moda

Al contrario, los materiales que recuerdan a la naturaleza cada vez están más demandados. Muchas veces, vivir en una ciudad implica demasiado estrés, y tener algo que nos evoque el campo y el relax de la naturaleza hará que sintamos una sensación de confort. Además, aportará valor a la reforma de tu hogar y proporcionará multitud de opciones a la hora de restaurarla.

¿Puerta corredera simple o doble?

La elección dependerá en gran medida del espacio que poseas. Si las puertas correderas se van a emplear para cerrar una estancia de gran tamaño , lo ideal será escoger una puerta doble, ya que la sensación de amplitud será muy superior.

¿Puertas de interior con rieles a la vista o tapados?

Dependerá en gran medida de la decoración de la habitación en la que usarás la puerta, ya que, por ejemplo, los rieles pueden ser utilizados como elemento de decoración, gracias a su amplia gama de colores y materiales.

La mejor forma de ocultar rincones

Es muy probable que en casa tengas alguna despensa o algún que otro pequeño hueco que desees tapar. Con una puerta corredera lo conseguirás sin necesidad de realizar ninguna obra, y realzarás la decoración.

Siguiendo estos consejos para poner puertas correderas seguro que conseguirás darle ese toque personalizado y práctico a tu casa.

Compártelo: