Mantenimiento de las Ventanas de Madera

Mantenimiento Ventanas de Madera

¿Sabes cómo mantener las ventanas de madera de tu hogar en perfecto estado?

Ventanas de Madera | Aperturas de las Ventanas | Cómo instalar las Ventanas | Maderas para Ventanas | Preguntas Frecuentes

Desde el Outlet de la Carpintería te enseñamos a que seas capaz de mantener las ventanas de madera de tu hogar en perfecto estado con unos sencillos consejos.

Cuando recibes una ventana de madera que has adquirido en outlet de la carpintería el estado en el que la recibes es perfecto, con este artículo te enseñamos a que consigas mantener tus ventanas en un estado impecable por muchos años.

La parte que corre más peligro de estropearse con el paso de años es la parte exterior de las ventanas. Los cambios climáticos que van desde calor extremo hasta frío extremo año tras año hacen daño a la madera. Si sigues estos consejos conseguirás que la madera de tus ventanas no sólo no se agriete o se rompa sino que lograrás que permanezca en perfecto estado. Te mostraremos que si efectúas unos sencillos consejos de limpieza de forma correcta principalmente en la parte exterior de tus ventanas de madera su estado impecable durará varios años.

Ventanas de madera: Belleza y calidez especiales.

Ese toque especial que la madera le da a tus ventanas es inalcanzable para otros materiales como el aluminio o el PVC, por ello debes de actuar para que la lluvia, el sol, el viento y otras condiciones climatológicas no las estropeen.

Limpieza de la superficie de tus ventanas de madera.

Las ventanas de madera cuando están recién instaladas tienen un acabado perfectamente impecable, este fantástico acabado hace que el polvo o las huellas de los dedos enseguida se queden marcadas, para su limpieza recomendamos que la realices con una bayeta seca o muy ligeramente humedecida con agua.

Si la superficie tiene algún tipo de suciedad más complicada que quitar te aconsejamos que realices la limpieza con un paño mojado en una mezcla de una cucharada de vinagre por cada litro de agua. Moja ese paño y escúrrelo bien, después pásalo por la superficie hasta que quede limpio.

Debes de tener especial cuidado en que el paño sea suave y no tenga ninguna impureza que pueda arañar el perfecto acabado de tus ventanas de madera.

Nunca uses sustancias abrasivas pues puedes dañar la pintura, el acabado o incluso la madera de tu ventana de madera. Tampoco debes de utilizar este tipo de sustancias en bisagras y otros elementos metálicos de la ventana de madera a menos que lo hayas desmontado antes.

Acabado para proteger tus ventanas de madera.

Cuando pides tus ventanas de madera te recomendamos que solicites un acabado para protegerlo como puede ser un barniz. En el caso de que prefieras un acabado natural te recomendamos que apliques aceites o como mejor opción un barniz de poro abierto, también conocido como lasur. Este acabado no sólo protege la madera, sino que además penetra dentro de ella dejando abiertos cada uno de los poros para la transpiración de la madera.

La película que un barniz normal forma cuando el sol golpea sobre la ventana actúa realizando un efecto lupa que acaba resecando la madera. En cambio, los barnices de poro abierto o los lasures permiten transpirar a la madera y que esta de forma natural pueda regular la humedad del interior con la humedad del ambiente exterior.

Otras ventajas que estos barnices otorgarán a tus ventanas de maderas es que incluyen fungicidas e insecticidas que protegen a la madera de los rayos ultravioleta de forma sobresaliente y de que algunos insectos puedan atacar la madera tales como termitas. Además la duración de estos barnices y lasures es de unos 5 años y cuando vayas a reponerlo no hace falta que lijes la superficie ni apliques ningún tipo de decapante. La belleza natural es fantástica pues resalta las vetas naturales de la madera.

Te explicamos cómo puedes aplicar tu barniz de poro abierto.

Es muy sencillo que apliques sobre tus ventanas de madera estos lasures o barnices de poro abierto. Para comenzar no es necesario que lijes la superficie, aunque si es recomendable si notas pelillos o irregularidades en la madera. Asegúrate que la superficie está limpia, si no lo está hazlo con un paño ligeramente humedecido y aplica con una brocha o pincel la primera mano de lasur y déjalo secar durante unos 20 minutos.

Una vez se haya cumplido el tiempo retira el excedente con un trapo y déjalo reposar durante unas horas para que penetre perfectamente en la madera. Una vez hayas dejado esas horas (por ejemplo de un día para otro) aplica la segunda mano de la misma forma que lo hiciste la primera vez.

En principio con dos manos es más que suficiente para que la madera de nuestras ventanas quede perfectamente protegida, pero conviene asegurarnos. Para ello puedes echar unas gotas de agua sobre la madera, si pasados unos segundos o algún minuto la gota de agua ha sido absorbida por la madera conviene aplicarle otra mano, en el caso de que la gota permanezca en la superficie habremos adquiridos una excelente impermeabilidad.

¡Disfruta de tus ventanas de madera!



En el Outlet de la Carpintería disponemos de envio gratis en todas nuestras puertas de interior, puertas de entrada y ventanas de madera

¡PREGÚNTANOS AQUÍ!

Rellena nuestro formulario y envíalo

o llámanos al 969 872 820